por Mark Burnett, vicepresidente de la Plataforma de Innovación de Lubricantes y Aditivos para Combustibles en NCH Europa 5 de enero, 2017 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La primera ecuación matemática que muchos de nosotros aprendemos es que 1 + 1 = 2. Si bien esto puede parecer lógico y sencillo, tiene detrás muchas operaciones complejas. Esta es sólo una de las muchas tareas aparentemente simples y que son en realidad bastante complejas. Lo mismo pasa al cambiar el aceite en su maquinaria.

El aceite de engranajes es la piedra angular de la fabricación de maquinaria industrial. Sin un aceite de engranajes efectivo, la maquinaria está en riesgo de romperse como resultado de una mala lubricación. Esto da lugar a costosas reparaciones y sustituciones, con una pérdida de productividad más aumento de costes.
Obviamente, las paradas no planificadas no son deseables y la situación económica actual en toda Europa sólo empeora las cosas. Un análisis reciente de los mercados industriales europeos encontró que la producción es de un 9 % por debajo de lo que era antes de la reciente recesión. Mientras que algunos sectores como maquinaria y equipos están manteniendo una tasa compuesta anual positiva (compuesto de crecimiento anual), sectores como la minería y la metalurgia están experimentando tasas de crecimiento negativas. Las empresas europeas se encuentran ahora en una posición en la que es vital que eviten el tiempo de inactividad.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus