por Javier Díaz, responsable del área de Consultoría de Energía en Ayming 11 de diciembre, 2018 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

El anuncio de la multinacional Alcoa del cierre de dos de sus tres fábricas en España, asfixiada por el incremento del coste de la energía en nuestro país, pone de manifiesto hasta qué punto la industria española está perdiendo competitividad.

Alcoa ha hecho público que el precio de la energía eléctrica supone a la empresa hasta un 40 % del coste de la producción de alúmina y aluminio, independientemente de que ha recibido alrededor de mil millones de euros en los últimos diez años para rebajar su factura eléctrica y que en la actualidad abona cuatro céntimos por kilovatio/hora, cinco menos que el resto de la industria. El resultado: el desmantelamiento de las fábricas localizadas en A Coruña y Avilés, y 700 familias en paro.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus