por Mejoras Energéticas 9 de junio, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La limpieza y descontaminación del ambiente son cruciales para la prevención y el control de infecciones dentro de los hospitales y centros de salud. Patógenos como el coronavirus, pueden ser transmitidos fácilmente de pacientes infectados por contaminación cruzada, pudiendo incluso sobrevivir en superficies durante semanas.

Los procedimientos de descontaminación con peróxido de hidrógeno mediante nebulización, por parte de compañías especializadas, son esenciales para desinfectar habitaciones y material, y así ayudar a la prevención y el control de infecciones. Sin embargo, ¿cómo se puede demostrar que estos procesos de descontaminación han sido exitosos? ¿Cómo se puede probar que no queden gases tóxicos, eliminando los graves riesgos para la salud tanto de trabajadores clave como de pacientes?

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus