Publicidad
por Alfa Laval 4 de enero, 2022 Reportajes comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

Los biocombustibles elaborados a partir de residuos se están imponiendo en todo el mundo, y no es de extrañar: ayudan a reducir el uso de combustibles fósiles y, al mismo tiempo, son una fuente de beneficios.

Un refrán del Norte de Inglaterra dice algo así como “donde hay residuos, hay ganancias”, lo que viene a decir que donde hay deshechos hay oportunidades de negocio. Y nunca ha sido tan cierto como hoy, que es posible convertir los residuos industriales y domésticos en combustibles sostenibles con bajas emisiones de carbono. Lo que antes era un coste para la industria y la sociedad, ahora es una fuente de ingresos. Quizá sea la solución definitiva para todos: tomar los productos de desecho que son un lastre desde el punto de vista ambiental y económico, y transformarlos en combustible en un mundo cada vez más hambriento de energía, pero con mayor conciencia ecológica.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus
Publicidad