11 de marzo, 2015 Asociaciones comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo (SERCOBE) ha presentado el avance de resultados de este sector en 2014. Estas previsiones provienen de una encuesta realizada a 130 empresas, con una facturación conjunta superior a 18.200 millones de euros y 99.000 puestos de trabajo directos.

Los datos recogidos muestran una primera mitad de año marcada por un crecimiento estable, seguido de un periodo de menor intensidad, producido por un contexto internacional con variedad de parámetros negativos. Esta pérdida de impulso parece haberse recuperado en la última etapa de 2014, en el marco de una economía española con expectativas positivas, como ha confirmado el avance del 1,4% del PIB, afirman desde la patronal.

En este sentido, Francisco Pardo Piqueras, presidente de Sercobe, manifiesta que “la situación económica española en 2014 ha ido mejorando, así como las previsiones para 2015. Sin embargo, la falta de firmeza en el comportamiento de la industria manufacturera, y en particular de sectores claves como los bienes de equipo, introduce dudas sobre el cambio en el modelo de crecimiento económico. Una de las medidas que venimos reclamando desde Sercobe es un plan Renove como el PIVE para nuestra industria”.

A su vez, el empleo aumenta por primera vez desde el comienzo de la crisis económica. La previsión de Sercobe para el cierre de 2014 es del 0,4%. Es un crecimiento demasiado débil, pero positivo, que rompe con la tendencia negativa que imperaba en el sector desde 2009 (en 2013 la tasa de empleo fue del -1,7%). Por su parte, la facturación de las empresas de bienes de equipo alcanza los 49.750 millones de euros, gracias a un crecimiento acumulado del 1,3% desde 2013.

Antesala del crecimiento del 2015

Las opiniones empresariales son positivas respecto al incremento del 1,3% en la contratación de pedidos, ya que se trata de un indicador adelantado del volumen de negocio que se espera para 2015. Según la encuesta de Sercobe, se estima que la cifra de negocio sea de 53.000 millones de euros. Asimismo, la relación de los valores contratación/facturación (1,07) apoya la mejora de las carteras de pedidos, proporcionando perspectivas favorables para el presente ejercicio, en el que se consolidaría el crecimiento del sector.

La importación vuelve a crecer, por segundo año consecutivo, y se sitúa en el 5,8%, hasta llegar a los 38.200 millones de euros. Esta situación revela un repunte de la demanda interna que, a su vez, es síntoma de recuperación económica. El consumo aparente también experimenta crecimiento (5,4%) después de cuatro ejercicios con valores negativos.

Las exportaciones cambian la tendencia positiva de los últimos años y descienden previsiblemente al -1,2%. Según los datos, en 2014 las empresas españolas colocaron en el exterior bienes de equipo por valor de más de 35.600 millones de euros. Esta desaceleración preocupa a los fabricantes de bienes de equipo, ya que pone de manifiesto las debilidades que aún persisten en el sector industrial español, así como la necesidad de medidas de apoyo que permitan mejorar la competitividad de las empresas. Según el presidente de Sercobe, “la crisis está siendo ya demasiado larga y se requiere iniciar un nuevo periodo de inversión para renovar los activos productivos y ganar competitividad. Pero para ello es necesario reducir los costes energéticos y que se activen de manera firme el crédito y la inversión pública”.

Pese a ello, el sector de bienes de equipo no abandona su posición de liderazgo como mayor exportador del país con un peso próximo al 19% del total. Más del 70% de la facturación es lo que destinan las empresas españolas al mercado exterior, cifra que confirma su competitividad y posición de referencia internacional.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus