3 de enero, 2018 I+D comentarios Bookmark and Share
< Volver

El grupo KSB ha terminado un prototipo de motor súper-compacto de alta eficiencia y variador de frecuencia integrado.

Este motor síncrono de reluctancia de 22 kW es un prototipo que presenta una nueva tecnología de semiconductores que proporciona una nueva gestión de la refrigeración para disipar el calor de la electrónica de potencia. Al integrar el variador de frecuencia en el motor, los desarrolladores pudieron reducir el volumen de la unidad en más del 25 % en comparación con el diseño tradicional.

Además de los especialistas italianos, alemanes y franceses de KSB, científicos del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) también participaron en el desarrollo de este prototipo. El objetivo de este prototipo es resaltar el potencial que ofrecen los componentes modernos de carburo de silicio en relación a motores de gran potencia.

Hoy, casi el 70 % de las bombas normalizadas operan a velocidad fija. Para ajustar la bomba al punto de trabajo deseado, se puede recortar el impulsor. En el futuro, los motores listos para la Industria 4.0 lo harán mediante el "recorte virtual del impulsor". Esto podrá hacerse incluso después de la puesta en marcha de la bomba.

El prototipo de motor síncrono de reluctancia de 22 kW de KSB resalta el potencial que ofrecen los componentes modernos de carburo de silicio en términos de gestión de la refrigeración e incremento de la potencia por tamaño de motor.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus