7 de noviembre, 2018 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Del 6 al 8 de noviembre en IFEMA, el recinto ferial de Madrid, se celebra la primera edición de ChemPlast, un evento industrial en el que se están mostrando las últimas soluciones en materiales, tecnologías, procesos y maquinaria para la industria química y del plástico. Repsol participa como Event Partner, así como con stand propio (E504).

Repsol también ofrece tres ponencias en el Congreso Europeo de Ingeniería del Plástico, relacionadas con las tendencias y nuevos modelos de negocio del sector: economía circular, digitalización y seguridad alimentaria.

Además, desde el negocio químico, la compañía pone el foco en el desarrollo de productos diferenciados, como su gama de poliolefinas Repsol Healthcare® para packaging farmacéutico y dispositivos médicos, o su gama de copolímeros Repsol Ebantix® y Repsol Primeva®. Uno de sus productos destacados es el grado Repsol Primeva® P28Fuel, que ha resultado finalista de los ChemPlast Awards 2018 en la categoría de “Mejor proyecto de investigación para la industria”. Este grado es un copolímero EVA que ofrece una solución tecnológica concreta al problema de la obstrucción en las conducciones de transporte de crudo.

Otro pilar de la estrategia de la compañía es fomentar la sostenibilidad de sus materiales aumentando su circularidad a través de diferentes proyectos como:

  • Reciclex: comercialización de poliolefinas que incorporan un porcentaje de producto reciclado
  • Zero: reciclaje químico de corrientes de residuos plásticos que de otra manera acabarían en vertederos. 
  • Poliolefinas Bio: poliolefinas biodegradables de origen fósil para aplicaciones en las que los plásticos tienen un reciclaje más difícil.
  • Bio PUR: nueva tecnología para la conversión biotecnológica de residuos líquidos de poliuretano (PU) en productos de valor agregado utilizando la actividad microbiana.
  • PU Reciclying: participación en el proyecto Polynspire “Innovative Technologies for plastic Recycling”, proyecto financiado en el programa H2020 que entre otras iniciativas tratará residuos de poliuretano mediante el reciclado químico asistido por microondas.

Por otro lado, la seguridad alimentaria es clave para la sostenibilidad y es además una prioridad para Repsol, que ofrece a sus clientes un servicio de consultoría basado en sus capacidades y experiencia. Además, la compañía tiene otras iniciativas vinculadas específicamente a la seguridad alimentaria como:

  • Migroil: que pretende evitar el proceso de migración de aceites desde el cartón/papel de los embalajes primario y acaba recondensando en el alimento. 
  • Naturep: que va más allá de los requisitos legales y busca la eliminación de los aditivos con límite de migración en sus poliolefinas, para salvaguardar la seguridad del medio ambiente en todas las aplicaciones y así eliminar barreras al reciclaje. 

Como evidencia del compromiso de Repsol y de su liderazgo en materia de seguridad alimentaria, su Complejo Industrial de Tarragona ha obtenido la certificación FSSC 22000, la primera de este tipo concedida a un centro de producción de poliolefinas a nivel mundial, y al que se sumarán Puertollano y Sines (Portugal).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus