21 de agosto, 2019 Medioambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Recientemente se puso en marcha la nueva instalación de pintura en la planta de Rittal en Haiger(Alemania). Esta sede de Rittal en Haiger puede bautizarse como "fábrica verde".

“Deberíamos haberla construido en un balneario de aire limpio”, asegura Jörg Kühn, responsable de seguridad, energía, medio ambiente y construcción en Rittal.

Como ejemplo de buenas prácticas, menciona la nueva instalación de pintura. Es una de las piezas centrales de la fábrica. Con la ayuda del sistema, los armarios de distribución que se producen en Haiger cuentan con la cubierta exterior protectora necesaria, gracia a la cual los armarios de distribución son resistentes a la suciedad, el viento y el clima. El calor residual generado durante el proceso de pintura se reutiliza en otros lugares, por ejemplo, para desengrasar componentes en producción o para la calefacción de las naves». En realidad, es bastante sencillo, aunque no evidente.

El consumo de agua en la fábrica de Haiger también presenta una gran eficiencia energética. El agua utilizada durante el funcionamiento se limpia y reutiliza en un sistema de circuito cerrado. “La industria de alta tecnología y la protección del medio ambiente no se excluyen”, afirma Jörg Kühn sobre estos sistemas de reciclaje. No solo cumplían con los requisitos legales, sino que van más allá de la protección del medio ambiente, “porque se puede hacer más de lo que se debe”, señala.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus