30 de octubre, 2019 Medioambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Fertiberia garantiza que el proceso de cambios en el accionariado en el que la empresa está inmersa no afectará, en absoluto, a los trabajos de restauración de las zonas actualmente ocupadas por las balsas de fosfoyesos. Este proyecto, además, será presentado en las próximas semanas, tras las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

La compañía quiere enviar un mensaje de absoluta tranquilidad, tras el anuncio del acuerdo de venta de acciones alcanzado el pasado mes de agosto entre Grupo Villar Mir, actual propietario de la empresa, y el Fondo Triton, acuerdo que ha sido autorizado en las últimas fechas por la Unión Europea.

Así, tal y como ya ha aclarado Fertiberia en anteriores ocasiones, los cambios en su accionariado no van a influir, en absoluto, en el proyecto de recuperación de estos terrenos, cuya presentación se llevará a cabo una vez pasados los comicios. El proyecto ha sido diseñado por la empresa estadounidense Ardaman & Associates, compañía número uno del mundo en este ámbito, que ha clausurado con éxito más de 60 apilamientos de fosfoyeso en todo el mundo.

Cabe recordar que el proyecto consiste, esencialmente, en el encapsulamiento de los fosfoyesos para evitar cualquier contacto con el exterior, y en la restauración y revegetación de los terrenos para integrarlos en la marisma una vez drenada el agua interna del fosfoyeso y el agua infiltrada por las lluvias.

Fertiberia está a la espera de las autorizaciones y permisos correspondientes, por parte de las administraciones competentes, para iniciar la ejecución de este proyecto de restauración de las balsas, proyecto que empleará las más avanzadas e innovadoras tecnologías a nivel mundial, y el único viable desde un punto de vista técnico, económico y medioambiental, aseguran en un comunicado desde la compañía onubense.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus