19 de febrero, 2021 Seguridad y mantenimiento comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con la experiencia de haber entregado 500.000 contenedores en el mundo, y más de 500 en España, Santiago Arnal, especialista Engineering Solutions en la compañía Denios, recuerda de forma sencilla las seis ventajas que supone almacenar químicos en contenedores modulares prefabricados.

 

Estas seis ventajas que ofrecen los contenedores modulares prefabricados serían las siguientes, tal como señala el especialista de Denios:

  • Hazlo fácil. Se simplifica mucho la planificación del almacenamiento, ya que no hace falta hacer planos, calcular dimensiones o capacidades de carga, materiales, etc. Los contenedores ya están diseñados cumpliendo el Reglamento APQ y optimizados para los envases habituales (palets, bidones, GRGs). Dada la gran variedad de modelos, siempre hay uno que encaja con las necesidades de cada cliente. Además, están disponibles todos los accesorios necesarios para individualizarlo a cada empresa y uso.
  • Úsalo enseguida. Descargar y usar. No hacen falta meses de obras con diferentes gremios circulando por la planta. En el momento en el que el contenedor se descarga del camión, se conecta a la red eléctrica (si tiene accesorios eléctricos) y listo para llenar de químicos. Los contenedores de Denios pueden incluir un servicio de montaje, y descarga. También puedes beneficiarte de sus servicios de descarga y puesta en marcha. Uno de los técnicos de la compañía entregará el contenedor llave en mano, e incluso explicará cómo usarlo.
  • Legalízalo pronto. La redacción del proyecto APQ por parte de la ingeniería se simplifica enormemente, al ser una unidad ya prefabricada que cumple todos los requisitos del Reglamento. Es decir, no hace falta justificar componente por componente del almacén. Del mismo modo, también el “Certificado de fin de obra” también es mucho más sencillo. En teoría, la simplificación de ambas fases debería abaratar los costes de la ingeniería.
  • Cámbialo de sitio si quieres. Puede trasladarse de un lado a otro de la planta si cambia la disposición de la misma, se necesita en otra sección etc. Y del mismo modo que si la empresa se traslada a otra ubicación: se carga en un camión y se vuelve a instalar en otro sitio. Con esto, el cliente asegura tener un almacén seguro para siempre.
  • Seguridad es seguridad. Al tener todas las certificaciones exigidas (estructurales, de soldadura, de estanqueidad, resistencia al fuego, etc.), se sabe cómo el almacén se va a comportar en caso de fuertes vientos, nieve, incendio e incluso terremotos (con un almacén de obra o contenedores no certificados, no puedes saberlo).
  • Inversión para muchos años. Un contenedor Deios asegura un almacén seguro y en perfecto estado durante años (existen unidades instaladas y funcionando perfectamente desde hace 30 años). A los certificados de fabricación y calidad que así lo acreditan, se une el servicio de mantenimiento regular que ofrece la compañía.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus