23 de febrero, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Covestro registró un buen final del excepcional año 2020 y se benefició, especialmente en la segunda mitad, de sus consistentes medidas de prevención de la crisis y de la recuperación de la demanda.

A pesar del exitoso cuarto trimestre, el grupo no pudo compensar totalmente los recortes masivos relacionados con la pandemia que se produjeron en los primeros seis meses. En 2020, los volúmenes básicos vendidos del grupo disminuyeron un 5,6 % con respecto al periodo anterior. Las ventas del grupo también bajaron, con un descenso del 13,7% interanual, hasta aproximadamente los 10.700 millones de euros.

Gracias a la aplicación de amplias medidas de reducción de costes, Covestro pudo limitar el descenso interanual del ebitda al 8,2 %, terminando el año fiscal 2020, según lo previsto, en aproximadamente 1.500 millones de euros (año anterior: aproximadamente 1.600 millones de euros). El resultado neto alcanzó los 459 millones de euros (-16,8 %), y el flujo de efectivo libre operativo (FOCF) aumentó a 530 millones de euros (+12,1 %).

Hemos sido capaces de abrirnos paso con éxito a través de este año tan excepcional y hemos mantenido nuestra capacidad de actuación en todo momento.  Adoptamos una amplia gama de medidas para proteger a nuestros empleados, mantener las cadenas de suministro en funcionamiento y ampliar nuestra sólida posición de liquidez “, afirma el director general (CEO) de Covestro, Markus Steilemann. “Por este motivo, en el año fiscal 2020 pudimos alcanzar activamente nuestros objetivos estratégicos. Definimos nuestra visión de llegar a ser plenamente circulares y dimos un paso importante en esta dirección con la anunciada adquisición del negocio de Resinas y Materiales Funcionales (RFM, por sus siglas en inglés) de DSM”.

En el año fiscal 2020, Covestro anunció que se convertiría en una empresa totalmente circular. Para cumplir esta visión a largo plazo e integrar la circularidad en todas las áreas de sus actividades empresariales, el grupo decidió centrarse en cuatro áreas: materias primas alternativas, reciclaje innovador, soluciones conjuntas y energías renovables.

Covestro aplicó el año pasado numerosas medidas adicionales de reducción de costes. Como resultado, el grupo ahorró un total de 360 millones de euros a corto plazo. El programa de eficiencia “Perspective” lanzado en 2018 también aportó 130 millones de euros de ahorro en el año fiscal 2020 y se dio por concluido a finales de año tal y como se había anunciado.

Covestro también aplicó varios tipos de medidas de financiación en 2020. De este modo, el grupo ha alineado en la medida de lo posible sus instrumentos financieros con sus resultados en materia de sostenibilidad para subrayar su compromiso con una mayor sostenibilidad. Por ejemplo, la línea de crédito sindicado de 2.500 millones de euros, firmada en marzo de 2020, se vinculó a una calificación medioambiental, social y de gobernanza (ESG). Cuanto mejor sea el rendimiento ESG de Covestro, menor será la parte de interés de la línea de crédito.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus