15 de julio, 2021 Medioambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Abengoa ha logrado la producción del primer permeado, es decir, la obtención de la primera agua desalada, en la desaladora de 600.000 m3/día que está construyendo en la ciudad de Rabigh, en Arabia Saudí.

La desaladora de Rabigh garantizará el suministro de agua potable a más de tres millones de personas en las ciudades de Makkah, Al-Mokarramah, Jeddah y Mastorah. Se trata de una importante referencia en el sector de la desalación, no solo por ser la mayor desaladora de ósmosis inversa de Arabia Saudí hasta la fecha, sino también por ser ejemplo de innovación y sostenibilidad en su diseño y construcción, lo que le permite reducir el consumo de energía e incrementar la disponibilidad de la planta.

Hasta el momento, en Rabigh 3 se han superado los 4,5 millones de horas de trabajo sin accidentes con baja, logrando los niveles más altos en los estándares de prevención de riesgos laborales y cumpliendo con los objetivos en materia de seguridad y salud establecidos.

El contrato para la ingeniería, suministro y construcción (EPC) de este proyecto fue adjudicado en 2018 al consorcio formado por Abengoa, SepcoIII (Power China) y Sidem (Veolia). La puesta en operación de esta planta está prevista para el primer trimestre de 2022, cumpliendo con el plazo comprometido con ACWA Power. Una vez finalizado el proyecto, el agua desalada será suministrada a la compañía estatal Saudi Water Partnership Company (SWPC).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus