Publicidad
22 de octubre, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

La multinacional Gunvor, especializada en la comercialización de materias primas energéticas, ha invertido 30 millones de euros en su nueva planta de biocombustibles ubicada en la localidad onubense de Palos de la Frontera.

La bioplanta, que comenzó a funcionar a finales de 2020, fue inaugurada el pasado 15 de octubre en un acto en el que estuvieron presentes el director de Gunvor España, Óscar Mejía, y el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco.

En las nuevas instalaciones de Palos de la Frontera se producen combustibles sostenibles de origen vegetal a partir de la valorización de aceites usados que se transforman en biodiésel. Con una capacidad de producción anual de 110.000 toneladas, la planta ha supuesto la creación de 40 puestos de trabajo directos, así como unos 200 indirectos en el entorno.

En el proceso de producción de la planta onubense solo se utilizan aceites de segunda generación, es decir, aceites residuales, principalmente procedentes de cocina, los denominados UCO (las siglas en inglés de aceite de cocina usados). Se trata, por tanto, de un modelo de economía circular que contribuye a incorporar a la cadena de valor productos residuales, reduciendo el impacto medioambiental que supondría su eliminación ya que son muy contaminantes. A través de su reciclaje se obtiene biodiésel que, mezclado con el gasoil, puede utilizarse como carburante para los vehículos. Además, en la planta de Gunvor se obtienen otros subproductos, como glicerina, para usos farmacéuticos o cosméticos, y también sales utilizadas en la fabricación de fertilizantes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus