Publicidad
26 de noviembre, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

En la última edición de Paint & Coatings, celebrado en Barcelona el 16-17 de noviembre, Oliver + Batlle participó en el programa de conferencias con la presentación del sistema Dispervac para la incorporación por vacío de cargas ligeras o pesadas en equipos de dispersión, que ha sido desarrollado por nuestro departamento de ingeniería.

Esta tecnología permite la carga de sólidos directamente a través de la válvula de fondo de las máquinas de dispersión, consiguiéndose una incorporación inmediata de los sólidos en el líquido, sin emisiones de polvo al exterior. 

Las principales ventajas que ofrece la carga por vacío en relación con el sistema tradicional por gravedad son muy claras:

  •  Incorporación directa en el líquido.
  • Reducción de los tiempos de dispersión
  • Considerable reducción de mermas de producto
  • Disminución de tiempos de limpieza de maquinaria
  • Trabajo con atmósferas libres de polvo
  • Respetuosa con la salud de los trabajadores
  • Menor riesgo de contaminación del medio ambiente

Oliver + Batlle ya ha utilizado esta tecnología con éxito en varios proyectos para la carga de materias primas ligeras tales como Aerosil, Microesferas y Negro de Humo.  Las capacidades de carga con estos tipos de producto oscilarán entre 100 y 900 kg/hora, dependiendo del producto y de las dimensiones de la instalación. El nuevo sistema supone un gran incremento de productividad con respecto al proceso de incorporación por gravedad desde la parte superior del líquido, aseguran desde la compañía.

El sistema Dispervac ofrece las mismas ventajas para la incorporación de otras cargas pesadas utilizadas habitualmente en la industria de la pintura, masillas, siliconas y adhesivos, como son el dióxido de titanio, talcos, carbonatos, etc. A modo de referencia, los caudales de alimentación de un sistema Dispervac pueden oscilar entre los 7.000 kg/hora con TiO2 y 18.000 kg/hora en CaCO3 (tubería ø150 mm), añaden estas mismas fuentes.

Oliver + Batlle dispone de una planta piloto en las instalaciones de Badalona, donde los clientes que lo deseen pueden realizar pruebas a escala semi-industrial (300 L) con sus productos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus