Publicidad
6 de diciembre, 2021 Seguridad y mantenimiento comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

Dräger, como compañía especializada en seguridad industrial, acerca los beneficios de contar con sistemas de detección tanto fijos por cable o inalámbricos como portátiles, en una fábrica o centro industrial que tenga riesgo de sufrir este tipo de indicentes.

De esta forma, la compañía establece una relación de los seis motivos que permitirán adaptar estos sistemas en las plantas industriales. Porque, según explica Dionisio Martínez de Velasco, Managing Director de Dräger en Iberia, “los detectores de gases fijos continúan siendo una opción para gran parte de las industrias, aunque existe una tendencia, cada vez más visible, hacia los sistemas inalámbricos de detección de gases, que se han convertido en una alternativa perfecta para ahorrar tiempo y dinero. En entornos industriales, simplifican los flujos de trabajo para lograr procesos más seguros, rentables y eficientes, un valor añadido para las empresas y sus trabajadores”. 

  • Mayor capacidad de reacción: Estos equipos aumentan el tiempo disponible para evaluar la situación y llamar a las unidades de respuesta contra emergencias ante cualquier incidente. El suministro rápido y eficaz de datos y equipos garantiza la seguridad de los trabajadores que realizan tareas específicas.
  •  Monitoreo a distancia: Con los sistemas inalámbricos se pueden supervisar unidades comerciales o industriales de forma remota. Las alarmas controlan sus estructuras sin la necesidad de presencia física, lo que proporciona una respuesta inmediata y segura a posibles fugas de gas.
  • Conexión red y conectividad fiable: Pueden contectarse a internet para obtener lecturas de datos, lo que permite a los gerentes de seguridad monitorear los niveles de gas en todos los puntos del proyecto en tiempo real. A su vez, favorece la detección y análisis de posibles accidentes o fugas.
  • Gestionar las órdenes de medición a través de un smarthphone: La conectividad mejorada a través de la nube permite una transferencia de datos más rápida, flexibilidad y transparencia a través de una app.
  • Capaces de soportar temperaturas extremas: Están preparados para resistir frente a una amplia gama de temperaturas, llegando a soportar temperaturas de hasta -40 °C.
  • Facilidad de uso e implementación: Especialmente en el caso de los detectores inalámbricos, que pueden estar configurados y disponibles para su uso en tan solo unos días.

 



Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus