29 de octubre, 2018 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las cortinas ópticas GuardShield de Rockwell Automation brindan una innovadora tecnología de transceptores para proteger el perímetro de las células de trabajo robótico y otros equipos peligrosos.

El aumento de los robots ha dado lugar a una mayor demanda de cortinas ópticas que proporcionan un entorno de trabajo seguro entre las células de trabajo robóticas y el resto de la planta. El sistema de cortinas ópticas de seguridad GuardShield 450L de Allen-Bradley de Rockwell Automation es una solución flexible y rentable que mejora la seguridad y la productividad a través de una innovadora tecnología de transceptores.

El Sistema de Alineación Láser Integrado (ILAS, por sus siglas en inglés) del nuevo GuardShield 450L-E reduce el tiempo de instalación al proporcionar múltiples puntos de láser visibles que optimizan la configuración con un simple toque del símbolo ILAS en la ventana frontal del dispositivo. Además, el diseño compacto y el campo de protección de largo alcance facilitan la integración del sistema GuardShield 450L-E en aplicaciones de protección para manos y dedos desde 150 mm (5,9 pulgadas) hasta 1950 mm (76,7 pulgadas), en incrementos de 150 mm (0,5 pies).

Después de la puesta en marcha, los usuarios pueden aprovechar sus características y funciones avanzadas, como cascading, muting y blanking integrados, para mejorar la flexibilidad y mantener el más alto nivel de seguridad.

Las funciones avanzadas de muting y blanking de la cortina óptica de seguridad GuardShield 450L-E se configuran fácilmente a través de los interruptores DIP situados en los módulos enchufables dedicados. Se pueden seleccionar ajustes de muting comunes, como cuatro o dos sensores con configuración L y T y función de anulación, así como resolución reducida o aprendizaje de blanking. También se puede instalar un módulo enchufable en cascada para la conexión en serie de otros sistemas de cortinas ópticas de seguridad GuardShield 450L adicionales, lo que permite la protección de la máquina desde múltiples lados.

Todas estas funciones especiales, combinadas con la flexibilidad inherente del diseño del transceptor GuardShield 450L, ayudan a simplificar la logística de ingeniería y minimizar el stock requerido para abordar la gama completa de aplicaciones.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus