26 de julio, 2019 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con la válvula para aplicaciones criogénicas Tipo 3598, Samson responde a la creciente demanda de los clientes de plantas cada vez más grandes. Está planificado ampliar el diseño modular, por ejemplo, con tamaños de válvula más grandes y mayores presiones nominales.

La nueva válvula para aplicaciones criogénicas Tipo 3598 ha sido desarrollada especialmente para cumplir con los requisitos de las aplicaciones a muy bajas temperaturas. Se fabrica en tamaños hasta NPS 8 y presiones nominales hasta Clase 900, y es adecuada para temperaturas de hasta -196 °C. La válvula está optimizada para soportar caídas de presión elevadas. Dispone de una pieza de aislamiento criogénica y de una barrera de circulación que aseguran una perfecta distribución de la temperatura y minimizan la pérdida de energía al ambiente. La construcción con entrada superior facilita los trabajos en la válvula: se puede realizar su mantenimiento sin tener que desmontar la carcasa o el aislamiento donde está instalada. El asiento de la válvula, el obturador de pistón y la barrera de circulación son accesibles directamente después de desmontar el accionamiento.

La compensación de presiones en el obturador permite utilizar accionamientos con menores fuerzas y de menor tamaño. Esto supone un ahorro económico en la inversión inicial y la reducción de los costes de instalación y mantenimiento durante el ciclo de vida del accionamiento.

Los posibles campos de aplicación de la válvula criogénica de alta presión de Samson incluyen unidades de separación de aire (ASU – Air Separation Units) y aplicaciones marinas, por ejemplo, para almacenar y transportar gases criogénicos en buques de GNL.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus