16 de diciembre, 2019 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ante la necesidad de frenar el uso de gases fluorados de efecto invernadero, la Unión Europea instó a la progresiva sustitución de esto gases por otros con menor impacto medioambiental. El R32 se ha convertido en el elegido por la mayoría de las firmas para aplicaciones de climatización doméstica en sustitución del R-410A.

Para realizar una correcta instalación se debe contar con un detector de fugas certificado para R-32 y evitar así cualquier riesgo de inflamabilidad. Este es el caso del analizador digital de refrigeración testo 550, válido tanto para instalaciones de refrigeración como para bombas de calor y que se puede utilizar para 60 refrigerantes incluido el R32.

El analizador de refrigeración digital testo 550 podrá medir de forma rápida y precisa de alta y baja presión con dos sensores de presión con compensación de temperatura; análisis automático de la temperatura de condensación y evaporación; obtener el cálculo simultáneo del recalentamiento y subenfriamiento, evitando al instalador realizar cálculos manuales que pueden dar lugar a errores y asegurando resultados fiables de forma inmediata; realizar las pruebas de estanqueidad necesarias para garantizar el buen funcionamiento del sistema, y la actualización de los refrigerantes a través de la app.

Con esta aplicación el instalador/mantenedor puede monitorizar de forma remota la medición: puede comprobar la medición desde su smartphone/tablet, por lo que no tendrá que permanecer en las inmediaciones del analizador de refrigeración (alcance de hasta por lo menos 20 m en campo abierto).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus