16 de junio, 2020 Equipamiento medioambiental comentarios Bookmark and Share
< Volver

Gracias a su disruptivo diseño modular, el cabezal Breconcherry OC200 comercializado por Quilinox, permite optimizar el proceso de limpieza eligiendo entre usar 2, 3 o 4 boquillas.

Se consigue de esta forma una limpieza con gran eficiencia en depósitos de hasta 35 metros de distancia de impacto, con un rango de presión de entre 4 y 10 bares. El cabezal de limpieza Breconcherry OC200 está especialmente indicado para grandes recipientes usados en las industrias alimentarias, de bebida, de la salud, química, marina, bioetanol y vinícola.

El nuevo Breconcherry Orbital Cleaner OC200 puede configurarse individualmente y adaptarse fácilmente a distintas tareas de limpieza, garantizando la optimización del proceso de limpieza y protegiendo al mismo sus recursos.

El sistema modular permite intercambiar los componentes clave, como son los rotores, portaboquillas, y sin tener que desmontar el conjunto principal de limpieza. Esta modularidad conlleva poder llegar a más distancia o realizar una limpieza más concentrada.

Influye también en el tiempo de permanencia y el tamaño de inserción, así como un consumo reducido de medios de limpieza, según los requisitos de la aplicación y las necesidades de los clientes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus