25 de febrero, 2021 Instrumentación comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con la biela doble articulada igubal GPZM, igus, el especialista en motion plastics, presenta una nueva solución, que no solo no necesita lubricación ni mantenimiento, sino que, además, es un 20 % más flexible que las alternativas convencionales gracias a un nuevo material para la carcasa.

Su uso garantiza una función de sellado mejorada en los pernos esféricos, impide la entrada de la suciedad y aumenta la fiabilidad de la aplicación en movimiento.

Casi todas las aplicaciones, las bielas de doble articulación de metal pueden sustituirse por su alternativa en polímero. Su ligereza, larga vida útil y resistencia a temperaturas de hasta 300 °C y a la corrosión lo avalan, al igual que la reducción del 40 % de los costes en comparación con las bielas de doble articulación de metal. Además, gracias a los lubricantes en seco incorporados, no necesitan lubricación externa ni mantenimiento. Esto también se aplica a la nueva biela doble articulada GPZM, que igus presentó como una de las novedades 2020.

La nueva biela doble articulada es extremadamente flexible y resistente. Las pruebas realizadas en el laboratorio de igus demostraron que la elasticidad del material RN283 es un 25 % mayor que la del compuesto estándar igumid G. El material de la carcasa asegura que el perno esférico permanezca bien sellado, protegiéndole de la entrada de polvo y suciedad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus