9 de octubre, 2014 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con motivo de la celebración de la Semana Europea de la Biotecnología, ASEBIO organizó el día 9 de octubre una visita a medios de comunicación y licenciados en el campo de la biología a la Plataforma Tecnológica de Experimentación con Microalgas (PTEM), perteneciente a la compañía AlgaEnergy.

La visita permitió conocer la Plataforma Tecnológica de Experimentación que la empresa AlgaEnergy mantiene en las inmediaciones del aeropuerto de Madrid-Barajas, una instalación completada en 2011 y que ofrece una capacidad de cultivo de microalgas de 40.000 litros. En este complejo se realizan un gran número de experimentaciones, contrastado y comparado de estirpes, tecnologías y procesos productivos. Según sus responsables, esta planta se consolida en la actualidad como "la herramienta privada de I+D+i probablemente más potente y flexible a nivel internacion al en biotecnología de microalgas". El aspecto científico que ostenta AlgaEnergy queda rubricado, según estas mismas fuentes, ya no sólo por la pertenencia y apuesta que la empresa hace por los proyectos biotecnológicos internacionales, sino por la participación en su consejo de dirección del profesor Miguel García Guerrero, reconocido científico internacional que ostenta desde 2013 el puesto de director general de la Fundación General CSIC.

Tras esta fase en la planta madrileña, la firma ha puesto en marcha recientemente una planta de producción de un millón de litros situada en Arcos de la Frontera (Cádiz), con una producción estimada de 100 toneladas anuales de biomasa microalgas seca. El cultivo microalgal de CO2 de esta planta procede de los gases de combustión de origen industrial de la central de ciclo combinado que Iberdrola –socio tecnológico y accionarial de AlgaEnergy- posee en estos terrenos.

Junto con el aprovechamiento como biomasa, las microalgas cumplen una amplia variedad de servicios, tal como detalló en la visita el presidente de AlgaEnergy, Augusto Rodríguez-Villa. Así, la producción de microalgas que producen desde sus plantas intenta abastecer y cubrir sectores como el alimentario, agrícola (fertilizantes), acuicultura o cosmética. El potencial de crecimiento de estos sectores es una de las mayores ventajas del mismo, dado el gran potencial de desarrollo que están experimentando en estos momentos sectores como los alimentos funcionales, por ejemplo, la agricultura ecológica o los ingredientes naturales en productos cosméticos y de belleza. También constató Rofríguez Villa el impulso que las autoridades comunitarias están demostrando en estos avances en biotecnología. En ese sentido, la planta industrial de Arcos forma parte del programa CO2 Algaefix, cofinanciado por la Comisión Europea a través del programa Life+, consorcio que lidera AlgaEnergy y del que forman parte Iberdrola, la Agencia Andaluza de Energía, Exeleria, las Universidades de Sevilla y Almería y Madrid Biocluster.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus