16 de julio, 2019 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

La gestión de fluidos es una parte esencial en muchas tecnologías y procesos industriales. Se necesitan muchas uniones de tubos y tuberías, ya sea para hacer llegar agua potable o gas natural a viviendas, transmitir la energía en sistemas hidráulicos y neumáticos o en los sistemas de transferencia de calor.

Mover estos fluidos de un lugar a otro eficazmente, pasando por uniones que no fuguen, ha sido siempre un desafío tanto para el diseñador del sistema como para los profesionales de mantenimiento, montaje, instalación y fabricación.

Con el objetivo de solucionar estos problemas, Loctite (Henkel) ha diseñado selladores para realizar una gran variedad de aplicaciones de gestión de fluidos, optimizando el rendimiento de los equipos, reduciendo los costes globales y previniendo las fugas.

La gama de soluciones Loctite se enfoca principalmente en sellado de componentes roscados, que sella frente a los fluidos agresivos y/o de alta presión, además de prevenir la corrosión; sellado de bridas, rellenando los huecos de las superficies y consiguiendo un contacto metal-metal al 100 %, sin fugas; fijación de tornillería; fijación de montajes cilíndricos. Permite una mayor transmisión de carga con los diseños existentes y previene la corrosión por fricción y los micromovimientos, o unión y sellado de materiales diferentes, que rellena holguras y permite tolerancias mayores.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus