10 de diciembre, 2019 I+D comentarios Bookmark and Share
< Volver

Marcos García Suero, jefe de grupo deI ICIQ, ha sido galardonado con una Ayuda Consolidator del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés) para desarrollar el proyecto “Nuevas reglas de reactividad del carbono para la edición molecular”.

Los carbinos fueron una de las primeras moléculas detectadas en el espacio exterior, y hoy son considerados una pieza imprescindible del puzle de la vida. Con una de las arquitecturas químicas más simples, la estructura de los carbinos los hace extremadamente reactivos: tres de sus electrones están disponibles para formar enlaces con otras moléculas. Esta alta reactividad de los carbinos ha hecho difícil trabajar con ellos y durante años ha frenado su uso en investigación.

En los últimos años, el grupo de investigación que lidera García Suero ha sido pionero en la generación catalítica de equivalentes sintéticos de carbinos, innovación publicada en Nature en 2018. Ahora, y gracias a los dos millones de la ayuda Consolidator de la ERC, García Suero y su equipo explorarán nuevas estrategias catalíticas basadas en carbinos, capaces de llegar a un espacio químico muy difícil con las metodologías actuales. Este proyecto podría resolver problemas sintéticos importantes con potencial aplicación en el descubrimiento de nuevos fármacos, agroquímicos o materiales.

Por ejemplo, el equipo ya ha utilizado equivalentes de carbinos para agregar nuevos fragmentos a moléculas ya "terminadas", sin tener que alterar todo el proceso de síntesis desde cero, lo que suele ser lento, problemático y costoso. El grupo de investigación también ha desarrollado una nueva reacción capaz de editar los esqueletos de moléculas orgánicas rompiendo fuertes enlaces dobles carbono-carbono, e insertando un átomo de carbono adicional a través de una estrategia catalítica. Con aplicaciones en muchos campos, la nueva química de los carbinos es especialmente prometedora para alcanzar un espacio químico difícil de imaginar con estrategias convencionales.

Discípulo científico de José Barluenga, García Suero cursó el doctorado en el grupo del profesor en la Universidad de Oviedo y bajo la co-supervisión de Josefa Flórez. Durante los años de tesis, García Suero pasó unos meses en el laboratorio de Andrew Myers, en la Universidad de Harvard, estudiando la síntesis de nuevos análogos de antibióticos tetraciclina. Su trabajo ha sido reconocido con varios galardones, entre ellos el Premio Merck Sigma-Aldrich Joven Investigador de la Real Sociedad Española de Química (RSEQ) en 2018, el Premio Joven Investigador de la Sociedad Europea de Química EuChemS (División de Química Orgánica) y una Beca Leonardo de la Fundación BBVA en 2019.

Con un total de 600 millones de euros de financiación invertidos en esta edición, las ayudas de la ERC ayudas forma parte del programa de Investigación e Innovación del Horizonte 2020.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus