10 de febrero, 2021 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Carburos Metálicos construirá y operará una planta de recuperación, depuración y reutilización del CO2 procedente de la central de generación energética de Bioeléctrica de Garray que ENSO (Energy Environment and Sustainability) tiene en la localidad soriana de Garray y que funciona con biomasa.

A su vez, la central de biomasa proporcionará la energía y el vapor necesarios para la captación y el procesamiento del CO2. La planta se espera que empiece a operar en junio de 2021.

El proyecto evitará la emisión a la atmósfera de miles de toneladas de dióxido de carbono anuales, además de evitar los 100.000 kilómetros al año en el transporte por carretera de CO2 hasta sus clientes en Castilla León y comunidades limítrofes, para diferentes sectores de la industria, entre ellos el de la alimentación y bebidas.

Con este acuerdo y la nueva planta, Carburos Metálicos incrementa su capacidad de producción, afianza su liderazgo en el mercado español del dióxido de carbono y apuesta por un modelo de economía circular para el que emplea una fuente de CO2 de origen renovable al capturar y reutilizar un recurso que de otra forma se desaprovecharía, aseguran en un comunicado desde Carburos.

La planta de biomasa de Garray, en funcionamiento desde 2013, tiene una capacidad de generación eléctrica de 17MWe y utiliza como combustible biomasa forestal procedente de podas y limpieza de los bosques y subproductos de actividades agrícolas, por lo que contribuye a la prevención de incendios y da valor a estos restos vegetales.

El proyecto para la nueva instalación de captura, depuración y uso de CO2 en Garray cuenta con la financiación del Programa LIFE de la Unión Europea.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus