Publicidad
20 de septiembre, 2021 I+D comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

El proyecto Fertilwastes, en el que participa el Instituto Vasco de Investigación Y Desarrollo Agrario Neiker, busca optimizar el valor de estos residuos orgánicos 100 % eficientes y su futuro en el mercado.

La iniciativa europea tiene el reto de desarrollar productos innovadores y con valor, como materiales hortícolas biodegradables con y sin acción fertilizante, bioestimulantes o abonos de liberación lenta, a partir de coproductos generados por diferentes tecnologías de tratamiento de residuos agrícolas. Con ellos se pretende corregir las carencias nutritivas que presentan actualmente, mejorar las propiedades agronómicas de los productos finales y conseguir una diferenciación frente a otros productos actualmente en el mercado.

En concreto, dentro del proyecto, investigadoras de Neiker trabajarán con residuos agrícolas como el biochar (carbón vegetal que se obtiene de restos vegetales), digestatos (residuos que se generan tras un proceso de digestión anaeróbica de material vegetal) y compost. Estos tres coproductos se sumarán y a esta mezcla se le añadirán microalgas. El resultado será un fertilizante de alto valor nutritivo.

Las microalgas ofrecen aplicaciones crecientes en la agricultura moderna. Proporcionan más nutrientes a los cultivos y mejoran su rendimiento, incrementan la fertilidad y la estructura de los suelos e incluso reducen la incidencia de enfermedades", precisa la investigadora Sonia Suárez.

Además, el cultivo de estas microalgas se llevará a cabo en otros residuos líquidos de la industria agroalimentaria. Estos residuos proporcionarán los nutrientes necesarios para el crecimiento de las microalgas, de manera que se generará un sistema de bioeconomía circular para reducir el impacto ambiental de los residuos líquidos derivados de estas actividades agroalimentarias.

La iniciativa Fertilwastes, financiada con fondos Feder, está coordinada por la APESA (Association Pour l’Environnement et la Sécurité en Aquitaine), y en ella participa un consorcio formado por seis centros y universidades I+D de Euskadi, Cataluña y Francia: Beta-UVIC – CATAR Agroressources, UPC (Universidad Politécnica de Cataluña), NEIKER y el LaTEP (Université de Pau et des Pays de l’Adour).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus