30 de enero, 2015 Seguridad y protección comentarios Bookmark and Share
< Volver

Siempre que exista un riesgo de explosión en la atmósfera, aunque sea por un breve periodo, se deben utilizar vehículos de manutención con protección ATEX para evitar casos de ignición producidos por superficies calientes, chispas o electricidad estática. Los fabricantes y las empresas que las utilicen deben cumplir con una gran variedad de directivas y normas que conforman la base legal correspondiente. Entre las más destacadas se encuentran la directiva europea 94/9/CE relativa a las máquinas para atmósferas explosivas (ATEX 95), que será sustituida por la directiva 2014/34/UE en los próximos dos años, así como el Real Decreto 400/96 de aplicación obligatoria en España.

Así pues, como una respuesta a las necesidades de sus clientes, Proplan Transport- und Lagersysteme GmbH (Proplan), filial de LINDE MATERIAL HANDLING y fabricante líder de carretillas elevadoras protegidas contra explosiones, amplía su gama de modelos antideflagrantes para las zonas 2/22. Entre los nuevos modelos de la gama se incluyen las transpaletas eléctricas Linde T16 EX - Linde T20 EX con capacidad de carga de entre 1,6 y 2,0 toneladas, así como el preparador de pedidos de medio nivel V10 EX, que ofrece una capacidad de carga de una tonelada.

Para garantizar que los clientes de las industrias farmacéuticas, químicas y alimentarias pueden confiar en las carretillas protegidas contra explosiones de Linde, la compañía es muy estricta en lo referente a la aplicación de las disposiciones establecidas para zonas 2/22. Siendo una empresa certificada conforme a la directiva europea 94/9/CE relativa a las máquinas, Proplan utiliza la certificación para carretillas para zona 1/21 como guía cuando se trata de carretillas para zonas 2/22. Además, de forma independiente, también realiza ensayos comparativos en prototipos, explica Herbert Kunkel, Director ejecutivo de Proplan.

Proplan desarrolla componentes como los módulos de potencia, la envolvente del display, la unidad de control e ignición y el interruptor de arranque conforme a los requisitos de las normas EN 60079 o EN 60079. Asimismo, realiza ensayos con estos componentes en conjunto con TÜV Rheinland.

Aparte de las carretillas para zonas 1/21, que son seguras incluso en circunstancias excepcionales, en los últimos años también ha crecido la demanda de carretillas para zonas 2/22 que son seguras en un funcionamiento habitual. De esta forma, Linde está ampliando su gama en este segmento.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus