27 de febrero, 2015 Equipamiento medioambiental comentarios Bookmark and Share
< Volver

En base al análisis de los problemas específicos de control de NOx, la compañía SPRAYING SYSTEMS, especializada en tecnología de pulverización aplicada al control de óxidos de nitrógeno, presenta su solución "llave en mano" para reducción de NOx desarrollada junto con la compañía AUTOJET TECHNOLOGIES.

Esta solución está diseñada partiendo de las características de las boquillas bi-fluido FloMax de Spraying Systems Co, y del controlador patentado AutoJet Spray 2250, el cual monitoriza y controla automáticamente el proceso de pulverización y reducción de NOx, consiguiendo una respuesta única gracias al potente software SprayLogic, optimizando el funcionamiento total del sistema, aseguran sus responsables.

Entre los elementos que caracterizan al sistema de reducción de NOx en procesos SNCR podemos destacar los siguientes:

La reducción de NOx se efectúa mediante la inyección de una solución de urea o agua amoniacal atomizada en el conducto de gases. La temperatura de los gases en la zona de pulverización se debe situar entre 870°C y 980°C con inyección de amonia y 980°C y 1.150°C con urea.

El controlador modelo Autojet 2250 trabaja en modo “lazo cerrado”, efectúa una monitorización continua y regula la respuesta del sistema en base al nivel de NOx detectado por la sonda de NOx, actuando sobre la velocidad de la bomba de impulsión con variador de frecuencia. El software SprayLogic asegura los más altos niveles de respuesta y precisión para el control del sistema de pulverización.

Las boquillas bi-fluido FloMax de Spraying Systems Co generan un fino tamaño de gota, usando un proceso de atomización en tres etapas, logrando minimizar el consumo energético. Las boquillas bi-fluidas ofrecen una flexibilidad de operación única: el ratio de trabajo es de 1 a 10 y superior.

Línea de líquido. El circuito incluye un sistema de filtración y bombeo redundante para garantizar una operatividad del 100%. Asimismo, un caudalimetro monitoriza en todo momento la posible obstrucción o desgaste de las boquillas “system integrity check” y permite un control del consumo de reactivo.

Línea de aire de atomización. El sistema incluye filtración de aire y regulación automática de presión. El sistema garantiza el flujo de aire a las boquillas incluso en el caso de que se interrumpa la pulverización para evitar que el polvo y las altas temperaturas reduzcan el tiempo de funcionamiento correcto las boquillas.

Línea de purgado de circuito. Para asegurar la limpieza de las boquillas y evitar la cristalización del reactivo cuando el proceso no demanda inyección de urea o agua amoniacal, se activa el circuito de purgado con agua por medio de una bomba específica para el purgado de las boquillas. En caso de una parada prolongada, se efectúa la limpieza de todo el circuito incluyendo las bombas principales.

Las Lanzas FloMax donde se instalan las boquillas incluyen todos los elementos para garantizar su funcionamiento, válvulas anti-retorno, sensores de presión, tuberías flexibles para facilitar el montaje y mantenimiento.

Aire de refrigeración de las lanzas mediante turbina soplante de bajo mantenimiento y consumo energético reducido.

Sistema de comunicación vía OPC a SCADA, o bien en opción con PLC Siemens y comunicación via Profibus.

Montaje completamente integrado: Plug & Spray.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus