27 de diciembre, 2017 Equipamiento medioambiental comentarios Bookmark and Share
< Volver

ExxonMobil ha presentado su aceite mineral más avanzado destinado a compresores por amoniaco utilizados en sistemas de refrigeración.

Mobil Gargoyle Arctic 68 NH ha sido desarrollado para satisfacer el creciente uso de amoniaco como refrigerante natural. Este nuevo aceite se ha diseñado para compresores de refrigeración industriales de gran tamaño, alternativos y rotativos, empleados en la congelación de alimentos, el almacenamiento en frío y aplicaciones marinas.

Gracias a una fórmula equilibrada, Mobil Gargoyle Arctic 68 NH ofrece un extraordinario rendimiento en comparación con aceites de refrigeración minerales convencionales. Entre las muchas ventajas que aporta destacan los intervalos ampliados entre cambios de aceite, una circulación de aceite superior y rendimiento en un amplio rango de temperaturas.

En rondas exhaustivas de ensayos en laboratorio y banco de pruebas, el nuevo lubricante ofreció buena circulación de aceite a bajas temperaturas y un eficaz retorno del evaporador, contribuyendo a mejorar la eficiencia general de los sistemas. Además, Mobil Gargoyle Arctic 68 NH consiguió excelentes resultados de protección contra el desgaste y de estabilidad bajo condiciones extremas, así como un incremento en la vida útil del aceite gracias a la estabilidad termoxidativa y la baja volatilidad, lo cual garantiza prestaciones uniformes.

Mobil Gargoyle Arctic 68 NH es la última incorporación a la gama de lubricantes de ExxonMobil destinada a compresores y sistemas de refrigeración. Este aceite es heredero de Mobil SHCTM Gargoyle 80 POE, el aceite sintético para aplicaciones de refrigeración por CO2 que se presentó en abril del 2016.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus