23 de mayo, 2019 Seguridad y protección comentarios Bookmark and Share
< Volver

En octubre de 2018 entró en vigor la normativa europea 2014/94/EU que obliga a identificar tanto los vehículos como los surtidores de las estaciones de servicio, con una información clara a propósito del combustible que distribuyen y del tipo y porcentaje de aditivo que contiene ese combustible.

“Mucho se dijo a propósito de la implementación de esta normativa y de las posibles sanciones que se impondrían en caso de no cumplimiento. La realidad ha sido que, hasta el momento, no parece que haya habido una aplicación muy estricta de la nueva ley. Ni los dueños de las estaciones de servicio se han apresurado en poner al día sus equipamientos, ni los organismos oficiales parece que estén haciendo un control exhaustivo de los mismos” indican desde NALER, compañía especialista en la fabricación, distribución y venta de materiales para la industria del transporte en el sector químico y de estaciones de servicio.

Como indican desde esta firma, estar al día con la ley y evitar posibles multas es sencillo y no supone una elevada inversión con productos como los de su representada Elaflex que ha fabricado dos identificadores diferentes, de plástico resistente a la intemperie:

  • Placas EK 145: las tradicionales placas redondas, que se acoplan en los boquereles y ya vienen con la información completa sobre combustible y aditivo.
  • Identificadores de aditivo EK FGI: lengüetas que se acoplan de manera muy sencilla entre el boquerel y la placa EK 145, pensadas para aquellas estaciones de servicio donde las placas sean muy recientes y estén en buen estado.

Ambos productos cumplen con el estándar EN 16942:2016 y están disponibles en amplio stock en los almacenes de Naler, distribuidor oficial de Elaflex en España.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus