1 de septiembre, 2020 Seguridad y protección comentarios Bookmark and Share
< Volver

En el marco de la celebración de su 60 aniversario, Pinturas Blatem relanza algunos de sus productos más icónicos. Su pintura higienizante, resistente al crecimiento de bacterias, es uno de ellos.

La pintura antibacteriana Biotem se desarrolló en 2011 con la idea de producir una pintura idónea para aquellos interiores en los que la higiene es una cuestión primordial como es el caso de los centros de salud o los hospitales. Ahora, en plena pandemia COVID-19, esta pintura se plantea como una cobertura higienizante para otros interiores que albergan a mucha gente en un espacio cerrado, como son los casos de los locales dedicados a la hostelería o los centros educativos como guarderías o colegios.

Biotem es una pintura plástica mate al agua, cuya principal característica es que contiene conservante antibacterias y antimoho. Es decir, inhibe y previene el crecimiento de bacterias y moho protegiendo la película de pintura. Se trata, por tanto, de un producto esencial para aquellas zonas o superficies en las que la higiene es fundamental.

La pintura Biotem no es un tratamiento superficial, sino que se encuentra en el 100 % del producto. Además, el conservante antibacterias mantiene sus propiedades durante toda la vida útil de la pintura. La efectividad de este producto está garantizada, ya que cumple con la norma japonesa JIS Z 2801 y la norma ISO 22196 que mide la actividad antibacteriana.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus