17 de septiembre, 2020 Seguridad y protección comentarios Bookmark and Share
< Volver

igus ha desarrollado un método de protección adicional para los cojinetes de fricción iglidur libres de lubricación: sellos hechos de fieltro.

Los cojinetes de fricción de los equipos agrícolas y maquinaria de construcción suelen tener una vida dura, puesto que están expuestos a algunos factores ambientales muy adversos, como el viento y la suciedad. Esto conlleva muchas dificultades, especialmente para los cojinetes de metal, ya que tienen que lubricarse regularmente para evitar que el cojinete falle, se corroa o rompa debido a la acumulación de suciedad. Para estos casos, los usuarios optan por los cojinetes de fricción iglidur hechos de polímeros triboptimizados, ya que incorporan lubricantes sólidos y no necesitan ningún tipo de lubricación externa. Además, están libres de corrosión y son insensibles a la suciedad. Para proteger adicionalmente los cojinetes contra la entrada de arena y suciedad, igus, el especialista en plásticos para el movimiento, ha desarrollado sellos de fieltro para sus cojinetes de fricción iglidur.

La ventaja del fieltro es que, cuando la suciedad intenta introducirse, se comprime en la estructura de fieltro. Esto impide que la arena y la suciedad lleguen al cojinete y al eje”, explica Stefan Loockmann-Rittich, director de los cojinetes iglidur. Si a pesar de todo se requiere una lubricación inicial, el fieltro asegura que la grasa permanezca en el cojinete y evita que este se contamine.

La junta de fieltro también ha demostrado su alta efectividad en el laboratorio de pruebas de igus. En estas instalaciones, un cojinete iglidur con sello de fieltro enterrado en la arena alcanzó una vida útil 50 veces más larga que un cojinete iglidur sin sello, y el eje mostró unos signos de desgaste considerablemente menores con un sello de fieltro que sin él.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus