Publicidad

Empresas Premium

5 de agosto, 2021 Equipos de proceso comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

igus ha desarrollado una solución de la gama Low Cost Automation, fabricada con plástico técnico y acero inoxidable, para el contacto directo con salpicaduras de agua.

Los entornos húmedos y mojados pueden deteriorar rápidamente la mecánica de un robot, motivo por el que igus decidió lanzar al mercado una innovación de la gama Low Cost Automation, que puede realizar tareas sencillas de forma fácil y rentable y, al mismo tiempo, es apto para el contacto directo con salpicaduras de agua.

El nuevo robot robolink aprovecha las ventajas de dos materiales: el acero inoxidable y los plásticos de alto rendimiento. Por primera vez en un robot de igus, los eslabones son de acero inoxidable V2 o V4 y las juntas, de plásticos optimizados testados que no requieren lubricación. Gracias a ello, el usuario no necesita costosas carcasas adicionales, ya que la ausencia de lubricación evita que se vierta grasa al medio ambiente.

El nuevo robolink cuenta con el grado de protección IP44 como mínimo, por lo que es resistente a las salpicaduras de agua. Además, puede soportar hasta tres kilogramos, tiene un alcance de 790 mm con cinco ejes y una velocidad de 7 picks/min. Gracias al uso de motores con encoders de clase de protección IP65, el robot también puede utilizarse fácilmente para tareas de inspección en exteriores. También es adecuado para otros escenarios, por ejemplo, en la industria alimentaria y de bebidas, en el sector químico y farmacéutico, o, incluso, para operaciones de limpieza de tanques y contenedores.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus