Publicidad
por Meritxell Vila Conesa, Project Manager IMCD España 8 de enero, 2016 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

El coprocesamiento de aceites vegetales en las unidades de hidrotratamiento de las refinerías permite obtener combustibles de origen renovable para reducir las emisiones de CO2 en la lucha contra el cambio climático. Esta tecnología supone un reto para los catalizadores de hidrotratamiento, al mismo tiempo que implica ajustes en las unidades de operación.

La Agencia Internacional de la Energía (IEA) ha estimado que la demanda global de energía crecerá un 37% en 2040 respecto al consumo de 2014, con un reparto de cuatro partes casi iguales entre petróleo, gas, carbón y energías renovables [1]. Si bien los recursos no están limitados para este período, sí preocupa mucho la emisión de CO2 que conllevará la combustión del petróleo, gas, carbón y sus derivados.
Por este motivo, se reunieron en diciembre de 2015, en la Cumbre del Cambio Climático de París, 195 países con el objetivo de fijar unas emisiones de CO2 máximas para evitar un calentamiento del planeta superior a 2ºC para final de siglo, dado que podría alcanzar 3,6ºC en caso de no tomar medida alguna.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus