por Antonio García Saura, jefe de Mantenimiento en Iberian Lube Base Oils Company (ILBOC) 10 de octubre, 2016 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los conocimientos en gestión de mantenimiento no son fácilmente adquiribles en centros de formación reglados. En algunos casos, incluso, están algo alejados de la realidad del día a día del jefe de Mantenimiento. Es por ello de alto valor compartir buenas prácticas basadas en la experiencia real. En este artículo se describen de forma resumida y directa 150 de ellas, en áreas de gestión como la estrategia (8), seguridad (9), preventivo (7), mantenimiento predictivo (16), ejecución y planificación (23), fiabilidad (23), control de costes (14), contratación (14), gestión de stocks (13), GMAO (6), equipo humano (10) e infraestructura (7), cuya aplicabilidad variará en función del tipo de industria, pero que siempre podrán servir como una buena referencia.

1.- Definir la visión y estrategia del mantenimiento en la empresa. Disponer de un cuadro de mando donde claramente tengamos identificados qué pretende la dirección de la compañía de mantenimiento (seguridad, medioambiente, calidad, disponibilidad y coste) para establecer los indicadores pertinentes que nos permitan hacerles seguimiento, cuáles son procesos internos que tenemos que trabajar para conseguir esos objetivos de dirección (mantenimiento preventivo, predictivo, fiabilidad, control de costes, etc.), cuál es la infraestructura de la que disponemos (talleres, almacenes, herramientas), qué personal y cómo lo trabajamos (cualificación, formación, motivación, etc.) y cuáles son nuestros clientes internos y sus necesidades (producción, trabajos realizados rápido y a la primera).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus