por Andrés Tabernero y Francisco Mediavilla, Tecnatom, S.A. División de Pruebas; Marco Ferreira, Enging Make Solutions 13 de septiembre, 2017 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El transformador de potencia (TRP) es un activo eléctrico de alta fiabilidad/eficiencia y un elemento clave en las redes eléctricas presentes en la mayoría de las plantas de la industria de proceso. No obstante, precisa estar sujeto a labores de mantenimiento eléctrico que nos permitan mantener esas altas cotas de fiabilidad. Las herramientas básicas de este mantenimiento han sido tradicionalmente los ensayos en el aceite aislante realizados en servicio y los ensayos eléctricos realizados en paradas programadas. Hoy día Tecnatom implementa sistemas que nos permiten realizar una monitorización remota del TRP, on-line en continuo, detectando fallos potenciales entre paradas y mejorando las posibilidades de mantenimiento en las mismas.

Mantenimiento de transformadores de potencia
Estudios de tasas de fallos en transformadores de potencia como el de las Figuras 1 y 2 [1] nos indican que precisamos realizar un control de los distintos sistemas en que podemos dividir el transformador (eléctrico, magnético, geométrico y dieléctrico [8]).
Este mantenimiento se viene realizando usualmente en dos alcances ejecutados a pie del transformador: ensayos sobre el aceite aislante y ensayos eléctricos.

Ensayos en el aceite aislante
La evaluación del aceite aislante es una valiosa herramienta que nos permite dar una visión puntual del estado del sistema dieléctrico y de la posibilidad de modos de fallo en evolución. Para ello se realizan tomas de muestras en servicio sobre las que aplicamos tres técnicas:

•    Ensayos físico-químicos: Se determinan parámetros que nos indican y validan la idoneidad del aceite como medio dieléctrico y refrigerante, de forma que podamos recomendar si el aceite va a requerir un tratamiento específico de reacondicionamiento o regeneración.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus