por Adrián Gómez Pérez, presidente de TECNIFUEGO-AESPI, Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios 9 de octubre, 2017 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Se presenta en el presente artículo un argumentario práctico y sencillo con el que se desea concienciar sobre la necesidad de una mayor fiabilidad para los sistemas de protección contra incendios (PCI). Para ello se ha de contar con un correcto diseño y montaje, un mantenimiento continuo y, de forma muy especial, con una inspección y un control adecuado.

La importancia de la inspección y control de los sistemas de protección contra incendios (PCI), así como de los trabajos de mantenimiento en el sector industrial, es mucho mayor que en cualquier otro tipo de instalación, debido a:

  • Al contrario que otro tipo de instalaciones, tales como climatización, electricidad, ACS, etc., las instalaciones de PCI se encuentran normalmente en “reposo”, por lo que, al no entrar en funcionamiento, no avisan de posibles problemas que puedan tener. Si bien los sistemas de detección y alarma de incendios, a través de las centrales, sí tienen interacción con el usuario, no ocurre lo mismo con los sistemas mecánicos. Puede ser difícil conocer, por ejemplo, en un caso de instalación de extinción fija por medio de rociadores, si un mal diseño hidráulico del sistema impediría al agua de los rociadores llegar en las condiciones de caudal y presión necesarias, para controlar o extinguir el incendio, e igualmente difícil para el usuario conocer si los criterios de diseño generales son suficientes para el riesgo que tiene su establecimiento industrial.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus