por Manuel Martínez, coordinador Comité Instalación, mantenimiento, sistemas y equipos. TECNIFUEGO-AESPI 12 de febrero, 2018 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las clases de fuego D son las que tienen como combustible algún tipo de metal (como el magnesio, potasio, sodio, aluminio, etc.). Aunque parezca lo contrario, todos los metales en las condiciones y temperaturas adecuadas pueden entrar en combustión.

Un suceso que llamó la atención por su virulencia y complicaciones a la hora de su extinción fue el que se originó en septiembre de 2017 en una nave industrial en Fuenlabrada (Madrid), debido a una chispa que alcanzó la zona exterior del edificio donde había almacenadas unas 40 toneladas de aluminio y magnesio, que ardieron casi por completo.
Gracias al esfuerzo de los bomberos de Fuenlabrada, que confinaron el fuego en la zona exterior (1.500 m2), se pudo evitar que se extendiese al resto de la nave empresarial, dejándolo extinguir por sí mismo cuando ya estaba controlado. Un trabajador fue evacuado con quemaduras de carácter grave al Hospital Universitario de Getafe, y quedaron dañadas levemente las naves adyacentes y un camión. El Summa 112 desalojó la zona por la toxicidad del humo, mandando un aviso masivo de alerta a ciudadanos de Humanes de Madrid, Moraleja de Enmedio y Griñón para que permanecieran en sus casas por la nube de humo que se generó. Una inmensa columna de humo blanco fue visible desde varios kilómetros de distancia.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus