por Nicolas Stoeckel, director del Centro Tecnológico de Química Básica de Covestro (Leverkusen) 14 de septiembre, 2018 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Covestro invierte en unas grandes instalaciones en Tarragona para la producción electrolítica de cloro e hidróxido de sodio con un consumo energético especialmente reducido. El proceso emplea una nueva tecnología basada en el uso de cátodos despolarizados con oxígeno (ODC, por sus siglas en inglés).

Covestro entiende la sostenibilidad como un factor impulsor de la innovación, que sienta las bases para futuros éxitos empresariales. De ahí que esta empresa dedicada a los polímeros se alinee con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, tras los cuales se oculta un mercado global que podría alcanzar hasta 12 billones de euros en el año 2030, según algunas estimaciones. De esa cantidad, la parte relevante para las actividades de Covestro será de, aproximadamente, 14.000 millones de euros. Esta cifra equivale a la facturación total de la empresa en el último ejercicio. Para el año 2025 Covestro aspira a que el 80 % de su gasto en I+D esté alineado con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus