por José Tomás Rojas, Máster en Tecnología de Pinturas. Presidente de la firma JTRojas Pinturas 17 de diciembre, 2018 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

En el presente artículo se analizan los aspectos que giran en torno a la recuperación de los “finos” o “polvillo” en el campo de las pinturas en polvo, desde su estructura y constitución, pasando por la fuente de su origen, su clasificación, acondicionamiento, homogeneización, acabados o las aplicaciones que permite.

Las pinturas en polvo constituyen una tecnología de aplicación de pinturas en fase sólida, sin necesidad de uso de solventes, lo cual de por sí ya constituye una ventaja desde el punto de vista de su impacto sobre el medio ambiente, al no emitir compuestos orgánicos volátiles  (VOC por sus siglas en inglés). Estas pinturas pertenecen a la categoría química de termoestables, es decir, son capaces de reaccionar por la influencia de la temperatura, hasta transformarse en una película dura y resistente. En general, los sustratos donde se aplican son conductivos, y van en un rango desde metales hasta maderas tratadas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus