por Arturo Trujillo Ventura, director global de Consultoría de Seguridad de Procesos de DEKRA Process Safety, empresa asociada a BEQUINOR 18 de marzo, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El autor expone en el presente artículo el importante papel que juega la detección y comprensión de los sesgos cognitivos en la toma de decisiones, especialmente en el ámbito de la seguridad en la industria de procesos.

Decisiones y errores
Cada uno de nosotros toma entre dos mil y diez mil decisiones cada día. Si bien la mayoría de ellas son realmente triviales (¿Me ato primero el zapato izquierdo o el derecho?), otras pueden tener un impacto significativo en nuestras vidas y en las de otros. Cualquier decisión relacionada con la seguridad de procesos estará, lógicamente, en el segundo grupo.
La herramienta que utilizamos para tomar decisiones es nuestro cerebro. El cerebro humano es mucho más poderoso que cualquier computadora actualmente existente. Pero eso no significa que nuestros cerebros no tengan limitaciones importantes. Nuestros recuerdos a veces nos pueden fallar. Además, sabemos que nuestro cerebro puede tomar atajos para ayudarnos en la toma de decisiones. Estos atajos se denominan “sesgos cognitivos” o, simplemente, “sesgos”. Desafortunadamente, los sesgos cognitivos pueden llevarnos a conclusiones erróneas cuando estamos fuera del entorno en el que evolucionó la mente humana. Claramente, trabajar en una industria de proceso es una de esas oportunidades.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus