por Juan Manuel García Sánchez, gerente del Sector Energía de AENOR 16 de abril, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La nueva Norma UNE-EN ISO 50001 de sistemas de gestión de la energía, publicada en 2018, supone una serie de mejoras respecto a su anterior versión.

En su aplicación práctica, la UNE-EN ISO 50001:2018 de sistemas de gestión de la energía se alinea enteramente con la estrategia de transición justa y planificación nacional integrada de Energía y Clima que acaba de ser presentada por el Ministerio para la Transición Ecológica. No se debe perder de vista que el primer principio seguido en este escenario por la Unión Europea es la eficiencia energética, resultando este el criterio director de las nuevas normas de actuación en el ámbito energético.
A modo de resumen las medidas contempladas en el PNIEC a 2030 incluyen una inversión prevista de 236.000 millones de euros dirigida a eficiencia, ahorro y renovables con objetivos cuantificables como: mejora de la eficiencia energética en un 39,6 % y penetración de un 42 % de renovables en el uso final de la energía. Todo ello con una generación de empleo de unos 300.000 empleos/año y un aumento del PIB proyectado de un 1,8 %.
Dado que esta norma presenta un importante enfoque al negocio y analiza con detenimiento el contexto en el que nos encontramos, se erige como la herramienta perfecta para afrontar estos retos tan ambiciosos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus