por José María Borda Elejabarrieta, vicepresidente ejecutivo de Sisteplant 16 de abril, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El mantenimiento industrial no podía ser ajeno a la dinámica impuesta actualmente en cuanto a cambios de paradigmas. La revolución tecnológica ha transformado el sistema productivo, y el autor nos acerca a los efectos que este cambio está provocando en nuestra forma de abordar el mantenimiento de la fábrica del futuro, sus consecuencias, pero también sus responsabilidades.

Dicen que no es una época de cambios, sino un cambio de época. Estamos inmersos, tanto a nivel empresarial como a nivel personal, en una vorágine de cambios tecnológicos que afectan de forma importante al campo del mantenimiento y la sostenibilidad.
Esta evolución supondrá disponer simultáneamente de sistemas más interconectados, una mayor flexibilidad y adaptabilidad, mayor criticidad de los activos, requerimientos de fiabilidad extremos, capacidad de gestión de capacidades ingentes de información.  Esto está ya impactando de forma importante en la organización del mantenimiento para garantizar un futuro eficiente y sostenible. La “revolución 4.0” es un gran reto y una oportunidad para que la función de mantenimiento se modernice y sea percibida como un área clave de las fábricas del futuro.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus