por José Tomás Rojas Presidente JT Rojas Pinturas 16 de abril, 2019 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La industria de las pinturas tiene que hacer frente a la posible contaminación de sus productos con diferentes soluciones, consiguiéndose con ello atajar también los problemas derivados en las plantas de producción.

Uno de los problemas más severos a los cuales se enfrenta la industria moderna de pinturas es la contaminación bacterial, en particular el segmento que opera con sistemas de pinturas base agua. Las pérdidas económicas que generan este tipo de situaciones son considerables, además del impacto que tienen sobre la imagen de la empresa productora. Nada más desagradable para un usuario que destapar un envase de pintura y descubrir que la misma está deteriorada, maloliente y degradada en sus propiedades. Esto se suma al hecho de la incomodidad y pérdida de tiempo que causan el tener que detener la operación de pintura, regresar a la tienda, colocar el reclamo y  esperar todo el trámite necesario para la reposición de la pintura, o el retorno del coste de la compra. Ante estas situaciones, muchos usuarios simplemente desechan la pintura y cambian de proveedor.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus