por B. Coto, I. Suárez, M. A. Chirita, M. J. Tenorio, departamento de Tecnología Química, Energética y Mecánica, Escuela Superior de Ciencias Experimentales y Tecnología (ESCET), Universidad Rey Juan Carlos, Móstoles (Madrid) 14 de enero, 2020 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Como consecuencia de la reducción de yacimientos convencionales, los crudos pesados son cada vez más importantes; sin embargo, su producción, transporte y refino presenta grandes problemas para el diseño de procesos en la industría petrolera.

Se requiere un dimensionado especial de los equipos dada la diferencia de dichos crudos en comparación con crudos más ligeros. Dichas diferencias son especialmente importantes para el trasporte por oleoducto, ya que este tipo de crudos no fluye con facilidad y requieren frecuentemente técnicas de calefacción o dilución con el objeto de reducir su viscosidad.
La dilución implica el manejo de mayor cantidad de fluido y el consiguiente coste en la calefacción y el bombeo. Por ello, se ha de llegar a un balance tanto en la calefacción utilizada como en la cantidad de disolvente de dilución, con objeto de que la reducción de viscosidad sea suficiente, pero sin un elevado coste de calefacción y sin utilizar cantidades altas de disolvente que haga que el crudo efectivo transportado sea muy bajo.
En dicho balance las herramientas de simulación juegan un papel importante, ya que permiten optimizar
cantidades, necesidad de recubrimientos, necesidad de calefacción, etc. En este trabajo se presenta un ejercicio de simulación realizado en este contexto, mostrando la información requerida, los modelos implicados y el tipo de información que se puede obtener

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus