por Alfredo Távara Zanón, director de Protego España, empresa asociada a BEQUINOR 12 de marzo, 2020 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Se detalla en este artículo el ámbito de aplicación del Intersticio Experimental  Máximo de Seguridad, que permite clasificar gases y líquidos inflamables en función de su nivel de peligrosidad ante explosiones. Este parámetro es decisivo para la correcta selección de los apagallamas y, por tanto, para la seguridad de la planta y sus trabajadores.

Introducción
Si bien el almacenamiento de líquidos no es sino una más de las diversas aplicaciones de los apagallamas, nos puede ser útil recurrir a la APQ para apreciar que la clasificación de sustancias líquidas se hace en función del punto de inflamación.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus