9 de abril, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El presidente de la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID), Bernardo Velázquez, acompañado de los vicepresidentes Jesús Izcue y Francesc Rubiralta, y del director general, Andrés Barceló, se han reunido con la Secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, y su equipo, para analizar la situación generada por las recientes medidas proteccionistas aprobadas por el presidente Trump en relación con el acero.

La reunión se centró fundamentalmente en tres aspectos: el riesgo de una guerra comercial de ámbito mundial como consecuencia de dichas medidas; el efecto que tendrá el cierre del mercado norteamericano para las exportaciones españolas, y el grave peligro que afronta la siderurgia española, y la europea en su conjunto, ante la más que previsible avalancha de importaciones al quedar la Unión Europea como el único mercado libre y abierto con arancel cero para productos siderúrgicos.

Unesid se reafirma en la necesidad de mantener e impulsar el ámbito multilateral de las relaciones comerciales, bajo el paraguas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), como garantía de unas reglas de juego comúnmente aceptadas por todos los países. La OMC y el Foro Mundial del Acero, en el seno del G20 son los foros adecuados para discutir el problema de la sobrecapacidad en el sector siderúrgico, causado por la proliferación de acerías en China.

Las exportaciones españolas de productos siderúrgicos a EE UU ascendieron en 2017 a 337.000 toneladas, con un importe de unos 326 millones de euros, mientras que las importaciones fueron de 21.000 toneladas, por valor de 53 millones de euros. En el conjunto de la Unión Europea, en ese mismo año, se exportaron a Estados Unidos cinco millones de toneladas  y se importaron 340.000 toneladas (valor respectivo de 5.998 millones y 1.188 millones de euros).

Destacan también el importante riesgo de que se produzca una avalancha de importaciones procedentes de algunos países terceros como consecuencia del cierre del mercado norteamericano. Esta amenaza ya se ha comenzado a percibir en el mercado europeo, con un aumento espectacular de las importaciones procedentes de países terceros tras el anuncio de las medidas norteamericanas, particularmente relevante en algunos productos largos, como el corrugado (aumento interanual acumulado en el mes de febrero del 76%)

Los países que más preocupan a España son Turquía, Rusia, Corea del Sur, India y Brasil. China, que es el causante último del problema mundial de sobrecapacidad siderúrgica, no es relevante en este caso porque EE.UU. ya ha frenado sus exportaciones con medidas tradicionales de defensa comercial.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus