19 de febrero, 2020 Empresas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Covestro ha publicado sus resultados del ejercicio 2019, marcado, como aseguran sus responsables, por un entorno de mercado que continúa difícil.

De esta forma, los volúmenes básicos aumentaron un 2 % con respecto a las cifras del año anterior, mientras que las ventas del grupo bajaron un 15,1 %, hasta aproximadamente los 12.400 millones de euros, debido a precios de venta más bajos, debidos a una mayor presión competitiva en todos los segmentos. En consecuencia, el EBITDA ha disminuido, según lo previsto, en un 49,9 %, hasta los 1.600 millones de euros. El resultado neto se situó en 552 millones (-69,7%), mientras que el flujo de efectivo libre operativo (FOCF) llegó a 473 millones de euros (-71,7%).

"El año 2019 ha estado marcado por una serie de incertidumbres geopolíticas y macroeconómicas. No obstante, la demanda de nuestros materiales sigue intacta, lo que confirma nuestra visión de que los plásticos serán más valiosos que nunca en el futuro", ha indicado Markus Steilemann, CEO de Covestro. "El año 2020 continuará siendo un año difícil para nosotros. Sin embargo, seguimos creyendo que la demanda a largo plazo de plásticos de altas prestaciones hará posible un desarrollo más sostenible en una amplia variedad de tecnologías clave. Es por ello que estamos orientando nuestro negocio sistemáticamente hacia la economía circular". En el ejercicio 2019 Covestro lanzó un programa estratégico global para incorporar la economía circular en todas sus divisiones.

Dado que las previsiones para 2020 seguirán siendo difíciles, Covestro ha acelerado aún más la implantación del programa plurianual para aumentar la eficiencia y la eficacia que lanzó en octubre de 2018. Esto permitió a Covestro reducir costes en torno a los 150 millones de euros durante el pasado año fiscal. Para 2020, la empresa se propone lograr un ahorro de 250 millones de euros, que se verá representado en el resultado del ejercicio, y espera que el ahorro acumulado alcance la cifra de unos 350 millones de euros anuales para finales de 2021. Además, se han adoptado varias medidas a corto plazo, como una gestión más eficaz de los costes y una revisión de todas las inversiones existentes y previstas. Aparte de la mejora continua en el área comercial de la empresa, en 2020 la atención se seguirá centrando en el aumento de la eficiencia,aseguran sus responsables.

Covestro invirtió un total de 910 millones de euros en 2019 (en 2018 fue de 707 millones), la cifra más alta de su historia. La compañía anunció en enero de 2020 que el proyecto de inversión en MDI en Baytown (Estados Unidos) quedaría parado entre 18 a 24 meses.

Para el año 2020 en su conjunto Covestro prevé un crecimiento de los volúmenes básicos con un porcentaje de un solo dígito en el rango bajo. El grupo anticipa un flujo de efectivo libre operativo (FOFC) de entre 0 y 400 millones de euros, y un ROCE de entre el 2 % y el 7 %. Covestro considera que el EBTIDA para el conjunto del año se situará entre 1.000 y 1.500 millones de euros. Para el primer trimestre se espera un EBITDA de entre 210 y 290 millones de euros.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus