14 de mayo, 2021 I+D comentarios Bookmark and Share
< Volver

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, e ITC, Instituto de Tecnología Cerámica, están llevando a cabo el proyecto Eros, cuyo objetivo es implantar un sistema real de economía circular a partir del reciclaje de palas eólicas y de los residuos del sector aeronáutico que permitan valorizarlos y devolverlos de nuevo al proceso productivo para ser utilizados en el propio sector del transporte, pero también en otros como el de la cerámica.

Para conseguirlo se están llevando a cabo procesos de reciclado mecánico y químico, como la solvólisis y la pirólisis, que darán como resultado tres nuevos productos: fibra de vidrio, fibra de carbono y glicoles. La fibra de vidrio se aplicará en forma de soportes cerámicos, fritas y esmaltes, gracias a los cuales será posible reducir la temperatura de cocción de la baldosa. A partir de los glicoles se fabricarán tintas, mientras que la fibra de carbono servirá para la fabricación de composites sostenibles para el sector aeronáutico.

En el proyecto también participan las empresas Reciclalia, Keraben, Fritta y Sofitec y se enmarca en la convocatoria nacional de I+D Retos Colaboración. Cuenta con la financiación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus