Publicidad
por Symborg 29 de noviembre, 2021 Medioambiente comentarios Bookmark and Share XML
< Volver

El nitrógeno es un elemento químico que ayuda a producir el tejido vegetal de las plantas, promoviendo su desarrollo. Este compuesto es muy beneficioso para la agricultura, en especial si participan de él las bacterias fijadoras de nitrógeno que, en simbiosis con las plantas, generan compuestos que pueden ser absorbidos por el suelo y los cultivos.

 Los bioestimulantes agrícolas son la punta de lanza del bioagro y, a continuación, se tratará un poco más sobre sus beneficios.

¿Qué son los bioestimulantes?

Los bioestimulantes son productos que contienen microorganismos o bacterias que ayudan a las plantas a tener cultivos más productivos. En el caso de las bacterias que fijan nitrógeno, estas entran en simbiosis con las plantas, ayudándolas a crecer más fuertes. En pocas palabras, el objetivo de estos productos es estimular aquellos procesos que realizan las plantas, pero de forma completamente natural. De esta manera, los cultivos son mucho más numerosos y de mejor calidad, ya que no involucran ningún compuesto químico que pueda dañar la calidad del suelo, la salud de plantas o sus cosechas.

¿En qué se diferencian de los fertilizantes?

Los fertilizantes son productos químicos que se elaboran de forma artificial para darles a las plantas los nutrientes que necesitan. La principal diferencia entre los fertilizantes y los bioestimulantes es que los primeros producen estrés abiótico, lo que afecta el desarrollo de las plantas. Además, contienen residuos que permanecen en el suelo y el ambiente, afectando la calidad de los cultivos y empobreciendo la tierra. En este sentido, los bioestimulantes logran reducir considerablemente el estrés abiótico, ya que no contienen más que compuestos orgánicos. Estos productos mejoran la capacidad de absorción de nutrientes de las plantas, al mismo tiempo que mantienen las condiciones óptimas del suelo y el ambiente.

Beneficios de los bioestimulantes para la agricultura

El principal beneficio del uso de bioestimulantes es que se trata de una práctica sustentable que mejora la calidad y cantidad de los cultivos sin perjudicar al medioambiente. Estas son otras de las ventajas que tiene el uso de estos productos en la agricultura:

  • Aumentan los rendimientos de la cosecha, porque promueven el crecimiento saludable de las plantas, aprovechando mejor nutrientes como el nitrógeno. Asimismo, proporcionan un entorno con condiciones ideales para lograr un mejor desarrollo.
  • Mejoran la resistencia de las plantas a condiciones climáticas extremas, como la sequía. En este sentido, los bioestimulantes pueden ayudar a los suelos a retener más humedad para que las plantas puedan soportar mejor estas condiciones desfavorables. Asimismo, en el caso de suelos con mucha concentración de sal, estos productos actúan para reducir la salinidad.
  • Promueven el cuidado de los suelos. Así como pueden mejorar sus condiciones, los bioestimulantes son capaces de conservarlos mejor, evitando su agotamiento.
  • Reducen la liberación de dióxido de carbono al medioambiente. Como se trata de productos completamente naturales, pueden capturar este compuesto y reconvertirlo en biomasa fúngica.
  • Mejoran la calidad de los cultivos. Además de aumentar la producción, se obtienen cosechas más saludables porque no contienen residuos, como sucede en el caso de los fertilizantes químicos.

Los bioestimulantes revolucionaron la agricultura, promoviendo una práctica sustentable que tiene numerosas ventajas para los agricultores. Se trata de productos naturales que estimulan el desarrollo de las plantas y sus cultivos. Por lo tanto, mejoran la calidad de las cosechas, de los suelos y del medioambiente.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus