por Julio Ariel Dueñas Santana y Jesús Luis Orozco, Departamento de Química. Universidad de Matanzas. Cuba 14 de enero, 2020 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

En el presente trabajo se selecciona el Índice de Incendio y Explosión de Dow como método para evaluar el riesgo por este concepto. A partir de la selección de las diferentes unidades de proceso se determina: el factor material de las sustancias involucradas, el factor general de peligrosidad del proceso y el factor especial de peligrosidad del proceso. A partir de ellos se calcula el Índice de Fuego y Explosiones (F&EI). Se obtiene que el tanque 17 posee un riesgo intenso de explosión, debido a su alta capacidad de almacenaje y a la sustancia que contiene.

Introducción
Los riesgos industriales graves están relacionados a la posibilidad de incendio, explosión o dispersión de compuestos tóxicos. Por lo general, comprenden el escape de material de un recipiente, seguido, si la sustancia es volátil, de su evaporación y dispersión [1].
Cuando un accidente ocurre dentro de una planta de proceso, sus efectos físicos (sobrepresión, radiación térmica y el impacto de fragmentos generados por la explosión) generalmente dañan al equipamiento circundante, lo cual puede conducir a pérdidas de contención y escenarios de accidentes adicionales [2, 3].
Según Wells [4], Kardell [5] y Zarranejad [6], entre los diversos accidentes que pueden ocurrir en una industria, el incendio es el que, en términos generales, tiene un radio de acción menor. Sus efectos pueden ser temibles, ya que la radiación térmica puede afectar a otras partes de la planta y generar nuevos accidentes (explosiones o escapes). Por otra parte, el humo puede, además, complicar notablemente la actuación de los equipos de intervención y someterlos a un peligro adicional.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus